sábado, 28 de agosto de 2010

Cruzando la Linea... Me voy P'al Norte



Entonces fue que nos encontramos en la línea divisoria, en el medio de todo, en la mitad del mundo, podemos decirles que lo del agua en el inodoro no funciona, por el mecanismo del inodoro, pero que es cierto que el agua gira como el reloj en el sur, y contra este en el norte, y que en la línea media, en la mitad, el agua sencillamente cae, las hojotas de coca que el m


uchacho puso sobre el lavatorio no giraron al momento de ser destapado el hueco por donde el agua caería. Así que allí estuvimos con Valpo caminante, y nos dijimos que seria buena idea ilustrarlo. En este lugar del planeta es posible equilibrar un huevo en la cabeza de un clavo, los guías dijeron que era posible hacerlo fuera de la línea, pero que era prácticamente imposible debido a las fuerzas centrífugas y centrípetas que se anulan en el centro mismo.

Tomamos cada uno de los cuadros en foto con un huevo equilibrado en el clavo, ¿porque? Solo por que podíamos hacerlo, lo mismo que señalar el sur y el norte… después Colombia, después Francia, después quien sabe, pero al final es México, y eso está al norte, después de atravesar la línea, del otro lado del mundo, donde la luna miente y se ve la Osa mayor.

Es simbólico este momento, siento, en la medida en que marca el fin de una larga primera etapa y nos pone en una segunda, que quien sabe cuanto tiempo durará…

Desde el norte, con amor.








Quito, Ecuador, Parque El Egido

El parque El Egido (al que todos llaman elegido) reúne todos los fines de semana a mas de 150 artistas ecuatorianos que vienen a hacer una magnifica exposición de bellas artes y decoración, en este espacio, un espacio que se gano palmo a palmo en una lucha de mas de 25 años (iniciativa que el mismo Guayasamín y otros grandes ayudaron en alguna medida a formar), se expone Valparaíso caminante junto a los trabajos de Violaine Collu y Jxavier AnTu.

El Egido es de alguna manera un parque donde las artes plásticas tienen la posibilidad de difundirse de la mano de los mismos artistas a la población ecuatoriana, lo interesante es que no hay verdaderamente una elitización del arte, como ocurre en muchos otros lugares de Latinoamérica o el mundo, el publico, al contrario es variado, todos los estratos pueden encontrarse en El Egido, solo por dar una vuelta o por comprar un cuadro a precio siempre negociable. Lo que hace que la sensibilización sobre la pintura en el ecuador sea bastante particular, teniendo, casi todos los ecuatorianos, un mínimo de reconocimiento estético y una o más pinturas en sus casa.

Es interesante el fenómeno Egido, arrasó con las galerías de arte, que desaparecieron hace mas de 5 años, en las que casi siempre se produce una elitización del arte y abrió un espacio para los artistas ecuatorianos (y el pùblico en general) que les permite vivir en mas o menos buenas condiciones. Esto puede doler en el corazón a los defensores de la institucionalización del arte, pero lo mas interesante, es que los espacios paralelos al Egido, son casi siempre organizados por los mismos artistas que trabajan en él pudiendo ser trabajadas temáticas menos comerciales y mas creativas

Es cierto que muchas veces es una muestra de pintura decorativa y repetitiva desprovista de una cualidad artística, cosa bien aceptada por los mismos artistas locales, sin embargo esta podría ser una de las mas grandes escuelas de pintura en todo Latinoamérica abierta a toda la comunidad, además de brindar la posibilidad a los artistas de medios económicos para poder desarrollar proyectos paralelos mas interesantes.

fue en este parque, que una chica ecuatoriana reconoció el trabajo de Patricio Gonzáles, ella había estado en Valparaíso el mismo año en una de las muestras que el maestro puso a la vista allá en el puerto. También anecdótico fue encontrar a un amigo de Rodrigo Silvavial, que sabia de a muestra de Valparaíso caminante.






Encuentro artistico popular. Montanita, Ecuador

En Montañita, Ecuador, un pueblo donde las oleadas de turismo han traído grandes inversiones extranjeras, dejando a los verdaderos dueños del pueblo en condiciones cada vez mas austeras, hemos conocido a un grupo de cineastas que viajan a través de Latinoamérica bajo el nombre de del kiwi (delkiwi.com). Con ellos, y un conjunto de artistas callejeros de todo Latinoamérica hemos organizado una varieté en la Plaza de montañita, sin ánimos de lucro, y con la sola intención de que las personas del pueblo, tengan un acceso gratis a las artes latinoamericanas que generalmente entran en sus tierras ofreciendo shows para los turistas.

Cada artista puso lo mejor de si en este día y Valparaíso caminante se expuso dentro de los limites de la plaza mientras Violaine, (uno de los integrantes viajeros de Valparaíso caminante) y Roma (una de los integrantes de Del Kiwi) pintaban a los niños de Montañita por dos 2 horas sin tomar una sola pausa, asta que nuestra pintura se esfumo.

Una excelente exposición, rodeada de excelentes artistas dispuestos a dejar algo en el camino.












miércoles, 2 de diciembre de 2009

Muestra dorada en Caraz

viernes, 20 de noviembre de 2009

Hospital Municipal de Lima

Hospital Municipal de Lima

Logramos hacer una pequeña muestra de toda una mañana en el hospital municipal de Lima, aquí tuvimos una muy buena acogida de parte de los doctores, funcionarios, estudiantes y enfermos, quienes tuvieron la oportunidad de informarse de la muestra y de poder observar, criticar y compartir junto a los colores de los artistas porteños. Con un interés bastante grande nos hicieron preguntas no solo de nuestro viaje o de la ciudad de Valparaíso, sino de los artistas que componen la muestra y de nuestras propias apreciaciones de la misma ciudad de Lima.

Tuvo una interesante acogida, más allá de las expectativas que los integrantes de la muestra habían tenido.


Muestra en uno de los pasillos del hospital


Muestra en los arboles del jardin central del hospital

lunes, 16 de noviembre de 2009

Valparaiso ambulante...

Valparaiso ambulante

Valparaíso ambulante fue una exposición con carácter performático en la que los integrantes de Valparaíso caminante colgaron las pinturas entre sus cuerpos sostenidos por un hilo, como si fuera la ropa de los tendederos del puerto, acompañados por malabares zancos y tambores, como si fuera un pedazo de nuestros carnavales, caminaron por las calles de barranco para mostrar a los limeños del camino una chispa de arte de nuestra cultura, contarles quienes somos, y como vemos el puerto a través de la pintura, contarle al limeño común, a ese que no va a las galerías o que no le importa ver una pintura.


La convocatoria que hizo Valparaíso caminante para presentarnos en esta muestra fue respondida por el colectivo artístico cirkushiquito, quienes vinieron a hacer ambular la muestra por todo barranco con sus zancos malabares y tambores, con los que caminamos 3 horas por las calles del barrio histórico con la intención de mostrar a los limeños Valparaíso caminante, cuando en plena plaza nos detiene la vigilancia de la ciudad a decirnos que estaba prohibido hacerlo, aun que para la sorpresa de todo el grupo, los pobladores del mismo barranco salieron a la defensa de Valparaíso ambulante y finalmente pudimos terminar la muestra sin mas contratiempos, lo terrible es que barranco es la capital cultural de lima, y el nivel de institucionalización de este es tan alto, que cualquier manifestación espontánea de arte es vista como un peligro por la misma municipalidad (o sus trabajadores), coartando los flujos de libre creación artística, lo peor, es que estas prohibiciones arbitrarias y perfectamente ilegales, se hacen a espaldas de los mismos pobladores.

En Valparaíso a distinción de muchas otras ciudades que hemos conocido en el viaje, sí tiene una cierta tolerancia institucional que nos permite a los porteño manifestaciones espontáneas de arte, al menos por el momento, pero es una tolerancia de momento, de palabra, que en cualquier momento puede detenerse al igual que hoy lo hace la operación silencio con nuestras radios.